Blog,  Letras

Un propósito de vida

El respirar no es solo una cuestión de un proceso mecánico y químico, es algo más allá, es el hecho de que tienes una alma, un espíritu, un grandioso espíritu al que debes rendirle culto, darle respeto, porque ni con todas las grandezas de la humanidad, ni siquiera con todas ellas se puede  conseguir tanta perfección.

Cuando los problemas lleguen deja de quejarte sólo confía en ÉL.

No envidies la basura de los demás, porque envidias cuando dices:  ¿por qué a ese/a mal@ le va bien? …

Alguna vez en misa de mi parroquia el padre dijo : ¿Por qué envidian la basura ajena?  ¿por qué nos cuestionamos eso?

Si estamos haciendo algo bien, si estamos para hacer las cosas bien, ¿por qué envidiamos a los que hacen las cosas mal?¿ acaso no debemos estar orgullosos de que nos va no tan bien, pero que tenemos la conciencia tranquila?

Mi propósito no es vivir en oración, y ello no quiere decir que no doy gracias a Dios o no le dedico mis palabras amorosas para hacerle saber lo agradecida que estoy con él , para hacerle saber lo mucho que lo amo.Mi propósito es hacer de mi vida cosas buenas, y sé que a veces hacemos y decimos cosas malas, dejamos que el enemigo entre. Pero ¿y quién es el enemigo? ¿acaso nosotros no somos hijos del rey?

COMO HIJOS DEL REY, DEL SEÑOR DE SEÑORES SOMOS MÁS QUE CUALQUIERA!

 

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *